• E.U. Camila Soto Reyes , Founder Partner

Envejecimiento de la Piel



¿Porque envejece nuestra piel?

El envejecimiento cutáneo y el comportamiento de nuestra piel ha sido un tema muy interesante de investigar y ahora que me he especializado en el cuidado de la piel se ha convertido en mi pasión.

Me he dado cuenta de que a lo largo de la historia se han realizado múltiples avances en la ciencia y tecnología, lanzando al mercado nuevas líneas con propiedades que te dejan maravillada…. ¿Pero realmente son necesarias? ¿Los valores que cuestan son los adecuados?

Bueno pues no, realmente tu piel no necesita de propiedades supersónicas ni lociones con súper poderes, todo lo que necesita tu piel es que la hidrates y la protejas de los rayos ultravioleta.

Te contaré como funciona nuestra piel, pero antes debes saber un detalle importantísimo en cuanto al envejecimiento cutáneo…. te tengo una pésima noticia… desde el momento en que naces tus células comienzan a envejecer y no es la excepción en nuestra piel, aquí vamos!!!

La piel es el órgano más grande, sí, porque recorre todo nuestro cuerpo y por su longitud tenemos más probabilidad de padecer de alguna enfermedad, además la piel es tu barrera ante microorganismos, temperatura, humedad y cualquier factor externo. Se divide en 3 capas que son las encargadas de dar soporte, elasticidad, luminosidad, turgencia y color (entre otras propiedades). Estas capas tienen distinto grosor según la localización, alcanzan


do el máximo en las plantas de los pies y manos, mientras que alcanza el menor grosor en los párpados.

Ahora entremos a lo más


complejo, la piel se compone de tres capas como ya lo mencionamos, estas son: hipodermis, dermis y epidermis (de lo profundo a superficial) y en cada una de estas capas se producen cambios fisiológicos con el envejecimiento que van afectando y deteriorando nuestra piel:

§ Hipodermis: se comienza a perder el colágeno, disminuye la grasa y las fibras elásticas se degeneran, además no se absorbe agua.

§ Dermis: Se desorganizan las fibras de colágeno por lo que se retiene menos agua, disminuye la resistencia y elasticidad, disminuye el ácido hialurónico, disminuye la secreción de glándulas sudoríparas y sebáceas

§ Epidermis: se adelgaza, se ralentiza el nacimiento de nuevas células, aumenta la descamación, aumenta la cantidad de células muertas.

Las manifestaciones del envejecimiento cutáneo se comienzan a ser mas agresivas a eso de los 30 años y sus señales se comienzan a evidenciar a eso de los 40 años.

Lo que debemos tener muy claro es que existen factores que desencadenan y aceleran el envejecimiento, estos son de dos tipos, endógenos y exógenos.

Endógeno:

Es el proceso involutivo biológico que afecta en general a nuestro organismo, en el caso de la piel ocurre el debilitamiento de la regeneración celular, disminuye la actividad de las glándulas sebáceas y sudoríparas que son las encargadas de mantener nuestra piel humectada e hidratada, además de hacer una capa hidrolipídica protectora. La piel madura pierde la funcionalidad de sus células que dan elasticidad, formándose las arrugas y provocándose los descolgamientos. Y por último disminuye la producción de estrógeno (menopausia) lo que también se traduce en menos humectación.

Estos cambios están determinados genéticamente, por lo que no podemos intervenir en ellos para frenarlos, pero si existen otros en los que tenemos que enfocar todos nuestros esfuerzos.

Exógenos:

Son todos los cambios ocasionados por acciones que hacemos o dejamos de hacer, factores externos a nuestro organismo y estos son los responsables del envejecimiento precoz, revisémoslos…

1) Radiación ultravioleta y radicales libres

2) Tabaco y alcohol

3) Influencias ambientales y climáticas (smog, detergentes, aire seco de calefacción, etc.)

Y debo tomarme unos minutos para hablarles del número 1. La exposición a la luz solar envejece prematuramente tu piel, ¿por qué? Es muy simple…. Porque provoca alteraciones degenerativas. El sol hace que tus células se dañen, haciéndolas menos funcionales, lo que se traduce en falta de luminosidad, adelgazamiento, menos hidratación, arrugas y manchas. Para que esos cambios se reviertan se debe reparar este daño, pero lo que sucede en personas que están expuestas constantemente al sol es que este daño se hace crónico y la velocidad con que tu organismo puede reparar estas células defectuosas no es lo suficientemente rápida para reparar todo el daño, por lo tanto, la piel se va deteriorando cada vez más.

La magnitud del daño ocasionado esta en directa relación con la intensidad y duración de exposición a la radiación (recuerda que la luz artificial también cuenta)

Dicho todo esto debes saber que, si mantenemos la hidratación en las tres capas, regulamos la producción de sebo y sudor, ayudamos a acelerar el recambio celular y nos protegemos de los rayos UV tendremos una piel mucho más sana, luminosa, con menos líneas de expresión y manchas.

¿Y cómo lo hacemos? Fácil!!

1. Hidratar con jabones, cremas, mascarillas y serum

2. Exfoliar el rostro 1 vez por semana (no más) para mantener a raya nuestras glándulas

3. ¡¡Usar protector solar todos los días!! Sea invierno o verano… aunque no salga de mi casa (recuerden que la luz artificial también produce fotoenvejecimiento)

Este tema es mucho más complejo y profundo de lo que está explicado acá, pero intente hacerlo fácil y entretenido. Si de igual forma tienes mas dudas o consultas puedes contactarte directamente con nuestro departamento técnico y con gusto aclaro todas tus dudas.

¿Entonces porque no cuidas tu piel como se debe? Creo que es porque hasta ahora no sabías lo que realmente era importante. Puedes utilizar toda nuestra línea de productos para el cuidado perfecto de tu piel y que mejor que sea natural…. Y obvio amigable con el planeta

Es por esto por lo que Cosmética Mawün ha estado desarrollando múltiples investigaciones para lograr realizar una línea facial acorde a tus necesidades.

27 vistas

©2020 COSMÉTICA MAWÜN